DIA 9

TEMA: Estamos comisionados a alcanzar juntos a otros CON EL USO DE NUESTRO GRUPO PEQUEÑO

Dia 9
CON EL USO DE NUESTRO GRUPO PEQUEÑO

...sabré que siguen firmes en un mismo propósito,
luchando unánimes por la fe del Evangelio.
Filipenses 1:27b

“Nosotros” es más poderoso que “yo”.

Hay poder en la sociedad, y esto nunca es más verdadero que cuando estamos trabajando para hablarle al mundo acerca de Jesús. El evangelismo es siempre un esfuerzo de equipo, incluso en estos tiempos cuando pensamos que estamos trabajando solos. La realidad es que, cuando llevamos a alguien a Cristo, ya el Espíritu Santo ha estado trabajando en esa vida y otros creyentes también han estado ejerciendo su influencia, directa o indirectamente. Una vez Pablo escribió: Yo sembré, Apolos regó, pero Dios ha dado el crecimiento (1 Corintios 3:6).
Debemos ser colaboradores al servicio de Dios (1 Corintios 3:9), porque más valen dos que uno, porque obtienen más fruto de su esfuerzo (Eclesiastés 4:9). Ese es el valor de los grupos pequeños, nos permiten trabajar codo a codo en nuestro esfuerzo por llevar a Cristo a nuestros amigos y miembros de la familia. Como los cuatro amigos que trajeron a su compañero paralítico a Jesús (Marcos 2:1-12), podemos sacar fortaleza y ánimo los unos de los otros mientras traemos a nuestros amigos a su presencia.
En efecto, si nunca experimentó el privilegio y gozo de ayudar a alguien a venir a Cristo, hoy puede ser un día decisivo en su vida, al comprender que puede ayudar a atraer a otras personas a Jesús como parte de un esfuerzo en grupo. Usted no tiene que hacerlo solo, la intención de Dios para nosotros es que trabajemos juntos, lado a lado.
El primer paso a dar en su grupo pequeño es orar juntos. Antes de que comencemos a testificar, necesitamos orar. No podemos orar por las personas si no comenzamos por preocuparnos por ellas. Aquí hay cuatro maneras en que su grupo puede orar por sus amigos y miembros de la familia que no son creyentes:
Primero, ore por una oportunidad de hablar acerca de Jesús (Colosenses 4:3). Pídale a Dios que le dé una oportunidad de hablarle a otros acerca de Cristo e invitarlos a venir a la iglesia. Usted no tiene que dudarlo, ¡Dios contestará esa oración!
Segundo, pida a Dios que prepare los corazones de lo que usted procurará alcanzar. ¿Sabe cómo Dios ablanda los corazones? Él envía la lluvia. Cada vez que usted vea alguien pasando por una tormenta en la vida, sabrá que Dios está ablandando el corazón de esa persona.
Tercero, pida a Dios que ablande su corazón. Diga: “Dios, seré honesto. A mí no me preocupan tanto las demás personas. Me preocupo por mí mismo. Me preocupo por mis planes, mis prioridades y mi familia”. Pronto Dios llenará su corazón con una “carga”, que es una palabra antigua para decir que su corazón ahora está tierno hacia las demás personas.
Cuarto, pida que el mensaje del Señor se difunda rápidamente y se le reciba con honor (2 Tesalonicenses 3:1), tal como ellos hicieron entre los primeros cristianos.
Ahora, sea ingenioso en la manera en que un grupo invite a las personas por las cuales usted esté orando: haga una noche de barbacoa, o una noche para ver una película, o una noche para jugar, una noche de postres, las posibilidades son ilimitadas. La Biblia dice esto: “Compórtense sabiamente con los que no creen en Cristo, aprovechando al máximo cada momento oportuno” (Colosenses 4:5).
Por último, aquí hay una oración que usted y su grupo pequeño pueden usar: “Padre, queremos que tú uses nuestro grupo para ‘alcanzar a uno más para Cristo’. Desarrolla en nosotros una profunda preocupación por los que no conocen a Jesús, y úrgenos a orar constantemente por su salvación. Sabemos que pagaste un alto precio para traernos a tu familia, y estamos de acuerdo contigo en que no hay nadie que no tenga esperanza o esté más allá del alcance de tu amor. Guíanos mientras salimos a alcanzar en tu nombre, y danos creatividad en nuestros métodos de alcance. Padre, te pedimos por fe que durante este año nuestro grupo pequeño pueda alcanzar a veinte personas para ti. Elevamos esta oración en el nombre de Jesús. Amén”.

PUNTO PARA REFLEXIONAR:
“Nosotros” es más poderoso que “yo”.

VERSÍCULO PARA RECORDAR:
...sabré que siguen firmes en un mismo propósito,
luchando unánimes por la fe del Evangelio.
Filipenses 1:27b

PREGUNTA PARA CONSIDERAR:
¿Por cuáles de tus amigos y miembros de la familia
puede tu grupo pequeño comenzar a orar?